Galerías

Salón de Tokio: Toyota AE86 Trueno

Prueba fehaciente de que el Corolla no fue siempre un auto aburrido. En Japón era comercializado como Sprinter y se caracterizaba por su pequeño cuatro cilindros de inyección directa de 1.6 L, que erogaba un poder máximo de 130 CV y 150 Nm. La transmisión era manual de 5ª y su tracción, trasera. La suspensión era McPherson adelante y de cuatro brazos atrás, en ambos ejes con barra estabilizadora. El AE86 fue de las últimas coupés pequeñas y ligeras que todavía mantenían la tracción trasera, en una época en la que los autos económicos optaron por la tracción frontal. Esta característica, en conjunto con el bajo peso (950 kg) lo convirtieron en un favorito para entrar en competencias de turismos y rallies. Su buen balance y versatilidad lo hicieron un habitué de las carreras callejeras. Dentro de los que eligieron al AE86 Trueno como su auto para competir estaba Keiichi Tsuchiya, el "Rey del Drift". Esto y el protagonismo en la serie Initial D, hizo al auto muy popular y cotizado.