Autoshows

Jaguar estrena la segunda generación del XF

Incluye mucho aluminio en su chasis para combatir a los sedanes premium alemanes.

Jaguar estrena la segunda generación del XF

Jaguar no es una marca muy conocida en Argentina, al menos no tanto como Audi, BMW y Mercedes-Benz, pero el fabricante inglés sigue dando batalla en el segmento premium y renueva su apuesta con la nueva generación del XF que se presenta en el Salón de New York 2015.

Después del cambio de rumbo dado por su antecesor, se nota que Jaguar decidió evolucionar con el nuevo XF. Sus líneas son fluidas y deportivas con ciertos elementos de su hermano menor, el XE, destacándose la parrilla más vertical, la tercera ventanilla lateral y la salida de aire horizontal. Además, ahora los faros pueden ser full LED, una novedad para la marca.

La mayor diferencia está en el chasis que ahora tiene un 75% de aluminio lo que permite reducir su peso en hasta 190 kilos, pero aumentando la rigidez del conjunto. Esto no solo mejora la dinámica y consumos, sino que permitió mejorar el espacio interior aun haciendo del nuevo XF un auto más corto (-7mm) y bajo (-3mm) que su antecesor.

Puertas adentro se respira un aire de simpleza y elegancia concentrando casi todas las funciones en una pantalla táctil de 10.2”. El cuadro de instrumentos también recurre a un Display, en este caso de 12.3”. El estilo es envolvente y conserva elementos destacados de la marca como el dial que reemplaza a la palanca de cambios para la caja automática.

Mecánicamente el nuevo Jaguar XF recurrirá a una variante de motores incluyendo tres V6, dos nafteros sobrealimentados de 340 y 380 CV y un bi-turbo diésel de 296 caballos. Las transmisiones serán manuales de 6 cambios o automáticas de 8 velocidades. Se espera que además del bajo peso, la potencia pueda ser bien aprovechada por el chasis con suspensiones elaboradas y reparto de pesos casi salomónico entre ambos ejes.

Si tuvieras la plata, ¿te comprarías al nuevo Jaguar XF antes que a un A6, Serie 5 o Clase E?

Hernando Calaza recomienda