Autos ecológicos

Otras tecnologías destacadas en el Toyota Prius

Además de usar motores de combustión y eléctrico, el modelo suma una serie de soluciones para mantener bajos consumos y emisiones.

Otras tecnologías destacadas en el Toyota Prius

En la explicación técnica del Prius, te contamos sobre el funcionamiento del sistema híbrido Serie/Paralelo y algunas de sus particularidades, ahora profundizamos en diversos aspectos técnicos implementados en el modelo y su HSD (sistema híbrido de Toyota) para mantener bajos consumos y emisiones contaminantes.

En el sistema híbrido de Toyota, el motor naftero recurre al ciclo Atkinson, en lugar del Otto convencional. En el desarrollo patentado por James Atkinson en 1882, durante la compresión se retrasa el cierre de las válvulas de admisión, devolviendo parte de la mezcla al conducto de admisión. Así se logra una relación de compresión más baja que la de expansión, lo que indica que el empuje de la explosión es el justo, mientras que en un Otto hay un sobrante que se evacúa por el escape. El resultado es que al generar la energía justa, se logra menos potencia, pero mucha más eficiencia. Como ya comentamos en notas anteriores, esto no es un problema en un sistema híbrido como el del Prius ya que compensa con el gran torque del impulsor eléctrico.

Asociado a lo anterior, la eficiencia del motor térmico es mejor aprovechada por la transmisión continua variable (CVT) que lo mantiene trabajando a una cantidad de rpm constantes. Asociado al sistema de planetarios que permite dividir la potencia entre las ruedas y el generador, se consigue que el 1.8L trabaje en su franja más eficiente, ahorrando combustible y disminuyendo emisiones contaminantes. Por ello, para la generación actual del Prius Toyota decidió aumentar la cilindrada del motor de combustión, así trabaja a menos rpm de manera constante.

Además de los sistemas que ya nombramos, podemos destacar otras innovaciones que fue recibiendo el Prius a lo largo de los años, varias de ellas primicias mundiales para un auto de producción, no en vano, solo para la segunda generación del modelo Toyota registró 530 nuevas patentes. Puntualmente, el Prius va más allá de los modelos convencionales utilizando dirección, compresor de aire acondicionado y bomba de agua eléctricos, disminuyendo la cantidad de energía que consumen del motor (casi no hay poleas), o sea, ayudando a bajar el consumo de combustible.

En el aspecto mecánico rematan los frenos regenerativos. En faces de desaceleración (cuando soltamos el acelerador en movimiento) y de frenado, el movimiento es aprovechado para mover al motor eléctrico que pasa a funcionar como un generador, recargando las baterías.

Otro factor fundamental en el Prius es su rendimiento aerodinámico. Si alguien piensa que desde su segunda generación la forma del modelo estuvo definida solo por estilistas, la verdad es que el portón trasero largo, alto y en suave caída mejora el flujo del aire sobre la carrocería. Además, se destaca el alerón montado en el remate de la luneta que limpia el flujo de aire, lo mismo que el borde de las luces posteriores. Además el piso está casi completamente carenado y hay diferentes aletas que van canalizando el viento evitando que las turbulencias frenen al Prius.

Siguiendo con el apartado aerodinámico, para reducir el área frontal se hicieron los laterales lo más angostos posibles, explicando porque son tan pequeños los portaobjetos de las puertas. Finalmente, los neumáticos son angostos y de baja resistencia al rodamiento. Todas estas soluciones y muchas más que el Prius esconde en su cuerpo permiten que la generación actual tengo aun Cx de 0.25, uno de los más destacados en un auto de producción. Y eso que lo logra entregando muy buen espacio en la cabina y una correcta capacidad en el baúl.

Respecto de su construcción, Toyota emplea varios materiales reciclados o reciclables (algunos derivados del reino vegetal), incluyendo las baterías de níquel-metal, que tienen una duración de 10 años y son reciclables en un 95%.

Respecto de la seguridad, el Prius alcanzó las máximas calificaciones en las pruebas de impactos, como las 5 estrellas EuroNCAP. Además de su rígida estructura con zonas de absorción, cuenta con siete airbags, para conductor, pasajero y rodillas del conductor, airbags laterales delanteros y de cortina que cubren las cabezas en ambas filas de asientos. Rematan en el aspecto activo una dotación de cuatro discos de freno con ABS, asistencia de frenado (BA), distribución electrónica de frenado (EBD), control de tracción y control de estabilidad (VSC).

Toyota Prius 5 estrellas en las pruebas EuroNCAP

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos