Autoshows

Bugatti Chiron Pur Sport, para los amantes de los caminos con curvas

La marca francesa lanzó una edición limitada a 60 unidades enfocada en una conducción más deportiva y radical.

Bugatti Chiron Pur Sport, para los amantes de los caminos con curvas

Si hay una marca con la imaginación necesaria para diseñar un número virtualmente ilimitado de variaciones de un solo modelo, esa es Bugatti. Es cierto que tiene un único producto en su gama, el impresionante Chiron, que tras haber sido presentado en 2016 recibió algunas mejoras (por lo que se denominó Chiron Sport, que por cierto ya manejamos). Sin embargo, a partir de esa actualización hecha dos años atrás, la cosa escaló rápidamente. Ya que con una precisión quirúrgica, Bugatti presentó nuevas versiones de su hiperdeportivo cada año.

Luego del Bugatti Divo limitado a solo 40 unidades , llegó el Bugatti Chiron Super Sport 300+, edición realizada en honor al récord de velocidad que superó los 490 km/h para un auto de producción y que incorporó todas las modificaciones estéticas y mecánicas del auto del récord.

Siguiendo en ese tenor, en el pasado Salón de Ginebra se presentó el Bugatti “La Voiture Noire”, un ejemplar único que de inmediato logró la posición del auto más caro del mundo. Poco después, y a manera de celebración por los 110 años de la marca, se anunció el Bugatti Centodieci.

Pasando a lo que hoy nos ocupa, la casa francesa aprovechó este momento del año (de presentaciones por el -cancelado- Salón de Ginebra) para ofrecer al mundo una edición más del Chiron: el Pur Sport, que el fabricante define como el modelo especializado para ir verdaderamente rápido en caminos llenos de curvas.  Es que según Stephan Winkelmann, presidente de la firma, los clientes de Bugatti estaban solicitando desde hace un tiempo una variante más enfocada en la agilidad y capacidad a la hora de tomar los virajes. Veamos las novedades del flamante modelo.

Más ágil y manejable

El Chiron Pur Sport es 50 kilos más liviano, producto de nuevas llantas de magnesio que cuentan con un diseño especial para mejorar la ventilación de los frenos. Además, los paneles en donde van montadas las pastillas de freno también son de titanio, lo que ayudó a la disminución de peso. Con el mismo material y mediante tecnología de impresión en 3D, se fabricó el sistema de escape, lo que lo hizo extremadamente ligero y capaz de soportar enormes temperaturas.

Con respecto al sistema de suspensión, cuenta con amortiguadores 65% más firmes al frente y 33% atrás, así como una calibración enfocada en la amortiguación adaptativa. También hay nuevas barras estabilizadoras, fabricadas en fibra de carbono para disminuir el balanceo de la carrocería. Por otro lado, se trabajó en la dirección, para hacerla más rápida y precisa.

Además de los ya conocidos modos de manejo (EB, Motorway, Handling y Sport), hay un nuevo Sport+, en donde la electrónica es bastante más permisiva para disfrutar de un manejo más agresivo.

Motor y estética

El W16 de 8.0 litros mantiene la potencia de 1.500 CV y 1.180 Nm de torque, aunque la zona de corte se incrementó en 200 revoluciones, para llegar hasta a las 6.900 RPM. De todas maneras, la transmisión fue completamente revisada: los radios ahora son más cortos, con lo cual hay mejora en la capacidad de respuesta... Bueno, convengamos que el Chiron mucho no lo necesita, ¿no?

En el apartado estético, la parrilla de la herradura invertida es ligeramente más grande y el splitter frontal contribuye a incrementar el efecto suelo. El alerón trasero de 1.900 mm genera, en palabras de Bugatti, cantidades realmente serias de downforce, tanto que fue necesario trabajar con Michelin en unas nuevas Bugatti Sport Cup 2 R 285/30 R20 adelante y 355/25 R21 atrás, que soportan mejor la carga adicional que genera el alerón, al tiempo que proveen mayor agarre.

Por cierto, el Bugatti Chiron Pur Sport es una edición limitada a 60 unidades y su precio es de 3 millones de euros.

Rubén Hoyo recomienda